C.RULL

  • En su primer fin de semana obtuvo 3,3 millones de euros.
  • La segunda más vista fue ‘Aviones: Equipo de rescate’ con 700.000 euros.
  • El resto de películas siguieron con recaudaciones muy pobres.

'El amanecer del planeta de los simios'

Después de unas semanas de recaudaciones lamentables en los cines españoles, el estreno de El amanecer del planeta de los simios el pasado viernes volvió a animar las salas. Según datos recogidos por Rentrak Spain, recaudaron 3,3 millones de euros en su primer fin de semana.

Supone además el mejor estreno de este año para un producción norteamericana —los récords absolutos los posee Ocho apellidos vascos—, por delante del debut de Maléfica, con 3,1 millones, o los de 300: El origen de un imperio y El lobo de Wall Street que amasaron durante sus 3 primeros días de exhibición alrededor de 2,6.

La primera entrega de esta nueva saga, El origen del planeta de los simios, estrenada hace 3 años ingresó en los cines españoles casi 14 millones de euros.

En Estados Unidos también se está convirtiendo en el éxito del verano. Fue la más taquillera por segunda semana consecutiva y en 10 días en cartel ha cosechado 139,2 millones de dólares —uno millones de euros—. A nivel mundial lleva más de 240 millones de dólares.

Volviendo a nuestro box office, y siguiendo la tónica general de las últimas semanas, el resto de largometrajes deben de conformarse con recaudaciones muchísimo más discretas. Así, en el segundo lugar encontramos otra de las novedades de la pasada semana, la animación de Aviones: Equipo de rescate, que se hizo con 700.000 euros.

La dramática y romántica Bajo la misma estrella ocupó la tercera posición, aunque con unos pobres 200.000 euros. Su acumulado en 2 semanas y media ronda los 2 millones. Cuarta plaza con una recaudación similar para Maléfica, y un total hasta el momento de 11,3 millones después de 7 semanas y media en cartelera.

Quinto lugar para la animación de Campanilla. Hadas y piratas con también unos 200.000 euros y 2,3 millones en casi 4 semanas; mientras que El abuelo que saltó por la ventana y se largó descendió a la sexta posición seguida de Mil maneras de morder el polvo, Juntos y revueltos, la española Corazón de león —que se estrenó el pasado viernes—, y los X-Men: Días del futuro pasado.








DANIEL G. APARICIO

  • Multitud de artistas utilizan la imagen idealizada de las princesas Disney como inspiración para denunciar algunos de los problemas de la sociedad actual.
  • La figura de las princesas siempre ha tenido un trasfondo controvertido.
  • ¿Qué valores transmiten a los niños?, ¿se ha modernizado su imagen con el paso de los años?, ¿por qué tantos artistas deciden reinterpretarlas?

Jasmine

¡Qué alegres eran los sueños de Blancanieves!, ¡qué esplendoroso el reino de Aurora, la bella durmiente!, ¡qué guapos y apuestos eran sus príncipes azules y qué vidas maravillosas las de sus amigos y familiares! Pero, ¿de verdad todas las princesas acabaron siendo felices y comiendo perdices? ¿Qué le pasó a Bella a medida que el tiempo ajaba la hermosura que le dio nombre?, ¿cómo fue la vida de casada de Cenicienta?, ¿superó Alicia las delirantes experiencias de su infancia o acabaron trastornando su mente para siempre?

La imagen de las princesas Disney es la de preciosas jóvenes que, tras superar una dificultad inicial, acaban convertidas en dichosas esposas de hombres estupendos. Sin embargo, este ideal da pie a multitud de reflexiones y reinterpretaciones. No son pocos los artistas que, como Dina Goldstein, Jeff Hong, Adam Ellis o Alexsandro Palombo, han tomado como modelo a estos iconos de la animación para tratar asuntos tales como el machismo, la discapacidad física, la pederastia o la drogadicción.

Esta inspiración no es arbitraria. Aun sin distorsión alguna, la figura de las princesas Disney da pie a multitud de discusiones. ¿Hasta qué punto estos personajes transmiten valores positivos a los niños? Tal y como señala para 20minutos Leticia Porto, profesora de Sociología e investigadora de la Universidad Complutense de Madrid, “existe un amplio debate en torno a esta cuestión”.

“Cuando un niño, y las niñas especialmente, ven y siguen a sus heroínas virtuales o de ficción acaban identificándose con ellas, queriendo ser como ellas y hacen todo lo posible por imitarlas, consciente o inconscientemente. Y muchas veces, sus conductas son muy discutibles”, señala la profesora. “Sin darnos cuenta, aquellos contenidos y personajes con los que crecen los niños determinan en gran medida su modo de socializarse en una vida adulta”, añade.

Porto cita el libro Cenicienta se comió a mi hija, de Peggy Orenstein, que “aborda desde una perspectiva muy interesante cómo esa profusión de las princesas en nuestra vida cotidiana interfiere en la actual hipersexualización de las niñas así como en otros problemas y trastornos alimenticios que afectan a tantos adolescentes en todo el mundo”.

La investigadora afirma que son los padres los que deben ejercer de instructores y evitar que sus hijos confundan la ficción con la realidad. “Para las familias es una responsabilidad importante tratar de compensar estos contenidos tan mediáticos con ejemplos más reales y proporcionar una alfabetización audiovisual adecuada a los más pequeños”, comenta.

Reinterpretaciones transgresoras

La fuerza de la imagen de las princesas Disney y su trasfondo controvertido las convierte en una materia estupenda para el trabajo de los artistas. “Las princesas son un fenómeno claramente identificado en nuestra sociedad y muy arraigado. Los creativos, fotógrafos, publicistas… encuentran en ellas un reclamo en el que basarse para innovar. La idea es alterar un icono idealizado y darle un giro transgresor y novedoso”, comenta Porto, quien cita como ejemplo la mezcla del movimiento Movember con las princesas, a las que el ilustrador Adam Ellis les ha hecho crecer barba y bigote.

“El fenómeno de la ‘princesización’ es una realidad bastante consolidada en nuestra sociedad y, cada vez más, ejerce una fuerte inspiración como arma reivindicativa. Se trata de romper esa especie de perfección, pulcritud e inocencia que encarnan para convertirlas en heroínas más reales y humanizarlas. A lo largo de estos últimos años es frecuente encontrarnos propuestas creativas que se desarrollan en este sentido para intentar acercar más estas princesas elitistas al pueblo llano que con tanto fervor siempre las ha acogido”, concluye Leticia Porto.

La artista canadiense Dina Goldstein ha sido una de las más radicales en su propuesta. A través de su trabajo fotográfico Fallen Princesses (Princesas caídas). muestra a las princesas Disney envueltas en complejas realidades del siglo XXI y alejadas de sus mundos perfectos de cuento: Rapunzel ha perdido su cabellera víctima del cáncer, Bella se somete a operaciones de cirujía estética para mantener su hermosura, Jasmine combate en una guerra en Oriente Medio y Blancanieves se ve obligada a cuidar de cuatro niños mientras su príncipe se dedica a ver la televisión.

Con estas imágenes, Goldstein critica la vida perfecta que nos imponene los medios audiovisuales. “No tengo nada en contra de los finales felices, de hecho, creo que la infancia debe ser un momento libre de preocupaciones adultas. Pero los mensajes de Disney en concreto son engañosos y sexistas”, afirma la artista. “Lo que quiero mostrar con mi obra es que todos nos enfrentamos a desafíos y que a pesar de que esta tierra está llena de belleza, también hay oscuridad que entra en nuestras vidas de vez en cuando”, añade.

El dibujante Jeff Hong no es menos cruel que Goldstein. En su proyecto Unhappily ever after (Infelices para siempre) combina ilustraciones y fotografías para desmontar la edulcorada realidad Disney. Ariel sufre la contaminación de los mares, Alicia se ha convertido en una drogadicta y Pocahontas ve a su pueblo reducido a trabajadores de casinos. Hong también utiliza a otros personajes de la “fábrica de sueños” como los 101 dálmatas, encerrados en una tienda de animales, Bambi como un trofeo de caza o Winnie the Pooh solo en un terreno deforestado.

“He usado a las princesas de Disney para crear una conexión emocional con estas imágenes que retratan el mundo en el que vivimos El público tiene una conexión profunda y personal con estos personajes con los que crecimos y colocarlos en situaciones del mundo real arroja luz a esos problemas. Ver que Alicia sufre los efectos de volver del País de las Maravillas y se vuelve adicta a las drogas es algo que no se ve en las películas, donde todo el mundo vive feliz para siempre. Por desgracia, nuestro mundo no tiene tantos finales felices”, relato Hong para 20minutos.

El italiano Alexsandro Palombo también ha recurrido a las princesas Disney para poner el foco en problemas de la actualidad tales como la invisibilidad y poca integración de los discapacitados en la sociedad y la violencia machista. Palombo también ha explicado las claves de su trabajo a 20minutos. “Vivimos en una sociedad en la que todavía se difunden el sexismo y el abuso ya que no existe una educación social que te enseñe la igualdad de respeto a los géneros. Esta sociedad hace que los hombres sientan que tienen algún tipo de poder y control sobre las mujeres y eso se transforma en violencia”, cuenta el dibujante.

“Mi trabajo con las caricaturas muestra que nadie está a salvo, ni siquiera una princesa Disney. Los dibujos animados son ficción pero con mi arte los modifico para que digan una verdad a las jóvenes y así quizás algún día ellas se decidan a denunciar y luchar”, concluye el artista.

También se ha sumado a esta tendencia Saint Hoax, autor trabajo Princest Diaries (un juego de palabras entre princesas e incesto en inglés), una colección de imágenes que busca llamar la atención sobre el abuso sexual de menores. Sus dibujos muestran a Jasmine, Ariel y Aurora en unas impactantes ilustraciones en las que las inocentes chicas son besadas por sus respectivos padres.

Las chicas Disney evolucionan, pero poco

Las princesas Disney se han ido modernizando con el paso de los años pero, aun así, mantienen muchos de los rasgos de sus predecesoras más veteranas. “A lo largo de las últimas décadas, después de los primeros clásicos de Disney como Blancanieves y los siete enanitos (1937) o La Cenicienta (1950) se ha ido notando una ligera evolución en los personajes femeninos que provenían de la factoría. Especialmente, a partir de los noventa, cuando en 1992, aparece Jasmine, la novia de Aladdin, que procedía de Oriente Medio; tres años más tarde, aparece Pocahontas y, otro paso adelante fue la llegada de Mulán en 1998, la primera princesa guerrera del Lejano Oriente”, cuenta Leticia Porto.

“Con la incorporación de Tiana en 2009, una princesa de raza afroamericana en Nueva Orleans, Disney amplía su repertorio femenino aunque siempre bajo unos parámetros todavía clásicos y conservadores. Otro paso más lo tenemos con la llegada a la televisión de la princesa Sofía a finales de 2012 y su origen latino tan cuestionado. Todos ellos productos “perfectos”, estéticamente muy cuidados y pensados para que las niñas se identifiquen con este tipo de personajes femeninos y aspiren a esos ideales que desde la compañía se promueven”

“Decía la canción de La Bella y la Bestia (1991) que la belleza está en el interior pero es fácil decirlo cuando las chicas de los cuentos de hadas llevan vestidos lujosos, zapatos caros y el pelo siempre perfecto. Y este modelo o estatus de vida es preocupante cuando se transmite a los niños que viven en una realidad diferente”, sentencia.

Según la socióloga, a la compañía aún le cuesta alejarse de los cánones tradicionales. “La evolución de estos personajes femeninos de Disney distan mucho de parecerse a princesas como Fiona, por ejemplo, de DreamWorks Animation. Esta heroína de Shrek (2001) introduce un nuevo paradigma con respecto a las princesas antecesoras en el modo de comportarse, resolver conflictos o de tomar la iniciativa en momentos de máxima tensión”, asegura.

“En mi opinión, y aunque viene de la mano de los creativos de Pixar, Mérida, la protagonista de Brave (2012), sí introduce una visión de princesa medieval bastante rompedora. Esta película refleja muy bien la rigidez a la que se encuentra sometida una princesa de cuento, teniendo que cumplir la tradición y formándose para estar a la altura de su cargo. Sin embargo, este personaje se revela y no se conforma con las reglas preestablecidas. Este tipo de personajes contrasta con las princesas más tradicionales y ayuda a los menores a ser más autocríticos, ofreciendo variedad de referentes con los que identificarse o llegar a imitar”, añade la experta.








20minutos.es

  • El actor Álex Angulo, fallecido este domingo en un accidente de tráfico, participó en algunas de las películas y series más destacadas de los últimos años en España.
  • Su papeles más recordados son el de ‘El día de la Bestia’ en el cine y el de Blas en la serie televisiva ‘Periodistas’.
  • Estuvo nominado al Goya en tres ocasiones, pero nunca consiguió el galardón.

Álex Angulo en 'El tránsfuga'

Aunque casi siempre desde un discreto segundo plano, Álex Angulo (Erandio, Vizcaya, 1953) ha sido durante los últimos años uno de los rostros más conocidos del cine y la televisión en España. A base de memorables papeles secundarios, el actor, fallecido este domingo a los 61 años en un accidente de tráfico, consiguió forjar una repetada carrera de más de cuarenta años en la que ha trabajado con algunos de los directores más destacados del país (como Imanol Uribe, Enrique Urbizu, Icíar Bollaín, José Luis Cuerda, Pedro Almodóvar, Fernando Colomo o Guillermo del Toro) y participado en destacados proyectos.

Pese a que sus primeros pasos los dio en una compañía de teatro a los 18 años, su primer papel importante en el cine  llegaría en 1993. Fue en la película Acción mutante, ópera prima de Álex de la Iglesia, un filme gamberro en el que el actor (acompañado en el reparto de Antonio Resines, Karra Elejalde o Fernando Guillén) daba vida a uno de los miembros de una peculiar banda terrorista de seres deformes que se vengaban de los más guapos. El filme fue un éxito y Angulo volvería a trabajar en otros filmes del director como El día de la Bestia (1995) o Muertos de risa (1999).

Nominación al Goya

Fue precisamente su papel en El día de la Bestia el que se convertiría quizá en el más recordado de su carrera y uno de los pocos que tuvo como protagonista. Su interpretación le valió su primera nominación al Goya como mejor actor protagonista, un premio que nunca consiguió pese a ser candidato en tres ocasiones (las dos otras como actor de reparto). Angulo daba vida en este filme a un cura que, con ayuda de un joven de Carabanchel aficionado al heavy metal (interpretado por Santiago Segura), intentaba impedir el nacimiento del anticristo en Madrid. El día de la Bestia, con algunas escenas memorables como la de Santiago Segura y Álex Angulo colgados del célebre cartel de Schweppes de la Gran Vía, se ha convertido en uno de los clásicos del cine español de los noventa.

El resto de sus papeles en el cine han sido siempre en papeles secundarios, aunque muchos de ellos en filmes de gran trascendencia: Hola, ¿estás sola? (1995), Así en el cielo como en la tierra (1995), Carne trémula (1997), Los años bárbaros (1998), Muertos de risa (1999), El oro de Moscú (2003), Isi/Disi: amor a lo bestia (2004),  El laberinto del fauno (2006), Fuga de cerebros (2009) o El gran Vázquez (2010). Recientemente le podimos ver en Zipi y Zape y el club de la canica (2013), de Oskar Santos.

También en televisión

Pero Álex Angulo debía gran parte de su popularidad a sus trabajos en la televisión. Pese a que su primer proyecto en la pequeña pantalla fue en 1991 (Bertan Zoro, una serie de la ETB), Álex Angulo es especialmente recordado por su papel de Blas Castellote en la serie Periodistas, una de las de mayor éxito de finales de los 90. Durante nueve temporadas, Álex dio vida al redactor del periódico Crónica Universal, un personaje entrañable que representaba al periodista vocacional, el que trabaja cerca de la calle y alejado de los despachos.

Tras esta serie también participó como secundario en otras de menor repercusión, como Hermanos y detectives (2007-2009), aunque también le pudimos ver como personaje episódico en algunas de las series de mayor éxito de los últimos años, como Aquí no hay quien viva, Siete vidas, Cuéntame cómo pasó, Los Serrano o El comisario.








EFE

  • ‘Iron Man 2′, ‘Los vengadores’, ‘Capitán América: El soldado de invierno’, y ahora ‘Lucy’, son películas donde ha interpretado a una heroína.
  • “No pensé que mi carrera fuera a tomar esta dirección, pero me siento afortunada de haber abierto ese camino”, confiesa la actriz.
  • Johansson protagoniza la nueva película de Luc Besson, que se estrena el próximo viernes en EE UU, ‘Lucy’, donde interpreta a una estudiante con poderes.
  • Prepara su debut como directora con ‘Summer Crossing’, adaptación de la primera novela de Truman Capote.

Scarlett Johansson

El espectador se ha habituado a ver cómo Scarlett Johansson salva el mundo gracias a su papel de Black Widow en Iron Man 2Los vengadoresCapitán América: El soldado de invierno, pero la actriz, según confesó, nunca imaginó que se convertiría en una heroína del cine de acción.

“Desde luego, nunca pensé que iba a pasar tanto tiempo manejando un arma semiautomática“, dijo entre risas la actriz en una entrevista.

“La idea de que yo pudiera encarnar a una superheroína, tan enigmática y consciente de sus facultades como Black Widow, ni siquiera era una posibilidad hace 10 años. No pensé que mi carrera fuera a tomar esta dirección, pero me siento afortunada de haber abierto ese camino porque creo que es algo sin precedentes. La verdad es que nunca lo imaginé“, añadió.

Teniendo en cuenta ese currículum, que engrosará en el futuro próximo con Avengers: Age of Ultron, no es de extrañar que el francés Luc Besson, creador de míticas heroínas en obras como Nikita (1990), Léon (1994) o El quinto elemento (1997), se fijara en ella para protagonizar Lucy, de estreno en EE UU el próximo viernes.

“El personaje de Lucy es una especie de culminación de todos los que Luc creó anteriormente”, indicó la intérprete de 29 años, que espera su primer hijo, fruto de su relación con el periodista francés Romain Dauriac.

‘Lucy’, de Luc Besson

“Cuando conocí a Luc y me ofreció el papel, aún no existía el guión. Solo sabía que se trataba de un proyecto para el que había esperado 10 años. La única base que disponía para aceptar la oferta era su trabajo previo, que conocía perfectamente. Y acepté“, explicó.

Lucy es un thriller de acción que examina, en clave de ciencia ficción, qué ocurriría si una persona pudiera hacer uso del 100% de su capacidad cerebral y acceder a los rincones más insospechados de su mente.

Eso es lo que le sucede al personaje de Johansson, una estudiante estadounidense en Taiwán, cuando, de forma accidental, una droga le otorga poderes sobrehumanos que van creciendo paulatinamente.

“El reto era encarnar a una mujer en constante transición, destinada a perder su humanidad. Traté de que, durante su evolución, Lucy se aferrase a establecer conexiones con pequeñas cosas, como la textura de las cosas o los colores… Debía conseguir que esos rastros de vida interior se hicieran palpables. Fue muy difícil“, manifestó.

El reparto de la cinta lo completan Morgan Freeman, Choi Min-sik y Analeigh Tipton.

Debut como directora

La vida real de Johansson, sin embargo, poco tiene que ver con las acrobacias y exigencias físicas que requieren esas cintas.

“Nunca me he peleado con nadie. Soy una persona muy pacífica. No peleo con mis manos, sino con mis palabras“, declaró la artista, que en 2008 y 2009 probó suerte en la música con los discos Anywhere I Lay My Head, en solitario, y Break Up, junto a Pete Yorn.

Para el próximo año, la actriz, además de reencontrarse con los Coen en Hail, Caesar! y prestar su voz a la serpiente Kaa en la nueva El libro de la selva, de Jon Favreau, prepara su debut como directora con Summer Crossing, adaptación de la primera novela de Truman Capote.

“El cine es un trabajo colaborativo. Funciona mejor cuando todos están contratados porque son los mejores en lo suyo. Debe haber una conversación abierta y que todo el equipo comparta la visión del director. Cuando esa noción se pierde, también se pierde la posibilidad de enriquecer y expandir tu visión. Sé que todo el mundo aporta. Las piezas, unidas, hacen funcionar todo”, finalizó.

 








EUROPA PRESS

  • ‘By The Sea’ es el nombre del nuevo proyecto que Angelina Jolie dirige, escribe y también protagonizará junto a Brad Pitt.
  • El nuevo proyecto de la actriz se trata de un drama experimental, centrado en una pareja y su relación.
  • Jolie también ha dirigido la película ‘Invencible’, bajo el guión de los hermanos Coen, que se estrenará en España el 2 de enero de 2015.

Angelina Jolie y Brad Pitt

By The Sea es el nombre del nuevo proyecto que Angelina Jolie dirige, escribe y también protagonizará junto a Brad Pitt, un drama experimental, centrado en una pareja y su relación.

Universal Pictures produce esta película, un proyecto del que Angelina Jolie ha declarado sentirse “muy contenta”, así como de tener la posibilidad de continuar su relación con Donna Langley, la presidenta de Universal.

La actriz también declaró que este estudio “ha creado un lugar muy especial para todos aquellos que tiene una historia que contar” y apunta que espera continuar “con mucha pasión” la oportunidad que el se le brinda como directora.

Jolie también ha realizado junto a Universal la película Invencible (Unbroken) basada en la historia real de Louis Zamperini un atleta que acaba convertido en piloto durante la Segunda Guerra Mundial. Zamperini sufre un accidente y sobrevive 47 días sin agua ni comida para acabar siendo prisionero de los japoneses.

“He leído el brillante libro de Laura Hillenbrand y me conmovió tanto la heroica historia de Zamperini, que inmediatamente empecé a competir por ser yo quien hiciera esta película. Louis es un héroe de verdad y un hombre de intensa humanidad, fe y coraje. Estoy profundamente orgullosa de tener la oportunidad de contar su inspiradora historia”, afirmó Jolie cuando se hizo cargo del proyecto.

Unbroken, producida por Jolie junto a Matthew Baer y Erwin Stoff (Ultimátum a la Tierra) y bajo el guión de los hermanos Coen, verá la luz en Estados Unidos el día de Navidad, mientras que en España se estrenará el 2 de enero de 2015.








20MINUTOS

  • La actriz española volverá a participar en una película de Hollywood, Grimsby, una comedia en la que compartirá cartel con el protagonista de Borat.
  • Mark Strong interpretará a una especie de James Bond que tendrá que hacer equipo con su hermano, un hooligan (Baron Cohen).
  • Penélope será la directora de una corporación filantrópica que podría ser más de lo que aparenta.

'Penélope Cruz'

Penélope Cruz regresa al cine de  Hollywood para participar en una comedia de espías producida por Sony y protagonizada por Sacha Baron Cohen y Mark Strong, según ha publicado Hollywood Reporter.

Se trata de Grimsby, en la que Strong se pondrá en la piel un agente secreto al estilo James Bond que se verá obligado a hacer equipo con su hermano hooligan, interpretado por el popular Borat.

No se ha desvelado mucho sobre el papel de Penélope Cruz, pero la publicación asegura que, según sus fuentes, la actriz española será la directora de una corporación filantrópica que podría ser más de los que aparena (o no).

El rodaje tendrá lugar este verano en Reino Unido y Sudáfrica.

La película será dirigida por Louis Leterrier (Furia de Titanes, El increíble Hulk, Ahora me ves…), con guión de Baron Cohen, entre otros. En el reparto también se incluye Annabelle Wallis y Rebel Wilson.

La útima película de Hollywood en la que participó Penélope Cruz fue El consejero, de Ridley Scott, en a que coincidió con su marido, el también oscarizado Javier Bardem.








EUROPA PRESS

  • Con motivo de la inminente edición del Comic Con 2014 de San Diego, Warner Bros acaba de hacer pública la primera instantánea de la película.
  • Gandalf (interpretado por Ian McKellen) y Bardo (Luke Evans) protagonizan esta primera fotografía de la esperada película de Peter Jackson.
  • ‘El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos’ verá la luz en diciembre de este año.

El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos

Con motivo de la inminente edición del Comic Con 2014 de San Diego, Warner Bros acaba de hacer pública la primera imagen oficial de El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos, en la que podemos ver a Gandalf (interpretado por Ian McKellen) y a Bardo (Luke Evans) sorprendidos ante lo que tienen frente a sus ojos.

Es la primera imagen oficial que se desvela de la película que escribe y dirige Peter Jackson, que supondrá la culminación de la trilogía basado en la obra homónima del escritor J.R.R Tolkien.

Una obra que en esta ocasión viene aderezada con una fuerte carga de imagen digital, ya que tanto Smaug como los orcos serán recreados de esta forma.

 En La batalla de los cinco ejércitos volveremos a ver a Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans, James Nesbitt, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Ken Stott, Graham McTavish y Jed Brophy en su batalla contra el dragón Smaug.

La esperada adaptación verá la luz el 17 de diciembre de este año, siguiendo la tradición de Jackson de estrenar una película de El Hobbit por año.

Llegará a los cines ofreciendo, además, múltiples versiones como la 2D, 3D HFR, 3D e IMAX 3D.








EP

  • De la Sierra ha comunicado su decisión de dimitir a Wert, con el que ha tenido diversas discrepancias por el IVA cultural o las ayudas al cine.
  • En el Consejo de Ministros de este viernes se formalizará su renuncia y se designará a la persona que le sustituirá en el cargo.

Susana de la Sierra

La directora general del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Susana de la Sierra, ha presentado su dimisión al frente del cargo en el que llevaba desde enero de 2012, según fuentes del sector del cine.

De la Sierra ha comunicado su decisión de dimitir al ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, y al secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, y será en el Consejo de Ministros de este viernes cuando se formalice su renuncia y se designe a la persona que le sustituirá en el cargo.

Susana de la Sierra llevaba como directora general del ICAA desde enero de 2012 pero las últimas discrepancias con el Gobierno de Mariano Rajoy sobre las ayudas al cine han sido el detonante que le han llevado a plantear su reforma.

La cántabra ha tenido que lidiar entre los recortes que promulgaban  los Ministerios de Cultura y Hacienda y las reivindicaciones del mundo de la cultura, y más concretamente el cine, sobre las ayudas al sector para su sostenibilidad.

El último episodio, la carta enviada este mismo martes al presidente Rajoy por la Unión de Asociación Empresariales de la Industria Cultural Española, que representa a más de 4.000 empresas del sector y 150.000 puestos de trabajo, para incluir en la reforma fiscal la bajada del IVA cultural del 21% actual al reducido del 10%.

Susana de la Sierra Morón, nacida el 5 de marzo de 1975 en Santander, es licenciada en Derecho por la Universidad de Cantabria, Máster en Derecho Alemán y Comparado por la Universidad de Bayreuth, Alemania (Beca La Caixa-DAAD), Doctora en Ciencias Jurídicas por el Instituto Universitario Europeo de Florencia (Beca del Ministerio español de Asuntos Exteriores).

Profesora titular de Derecho Administrativo y directora del Centro de Estudios Europeos en la Universidad de Castilla-La Mancha (Toledo), también ha sido especialista en Derecho de la Cultura, en particular del cine y su fiscalidad, y profesora invitada en las universidades de Oxford y Columbia, Nueva York (beca Fulbright), donde completó su investigación sobre la regulación de la cinematografía en el Derecho comparado.

Cuenta con más de cuarenta publicaciones en diversos idiomas. Habla con fluidez alemán, francés, inglés e italiano, y ha realizado estudios avanzados de ruso.








EUROPA PRESS

  • Marvel Studios ha desvelado las primeras imágenes de la esperada película Los Vengadores: La era de Ultrón, ocho fotografías oficiales del rodaje.
  • Por primera vez descubre el aspecto del gran villano de la cinta: Ultrón, encarnado por James Spader.
  • Las imágenes confirman la presencia de Nick Furia y Máquina de Guerra.

Portada de la revista Entertaiment Weekly con Los Vengadores

Marvel Studios ha desvelado las primeras imágenes de la esperada película Los Vengadores: La era de Ultrón, ocho fotografías oficiales tomadas durante el rodaje.

No solo se desvela el aspecto de los distintos héroes, también se descubre el aspecto del gran villano de la cinta: Ultrón.

Entertainment Weekly ha sido el medio encargado de lanzar esta exclusiva, mostrando al villano junto a sus ‘soldados’, además del Capitán América y Iron Man, en la portada de su revista impresa.

Tanto Ultrón (James Spader) como sus imitaciones tienen el mismo aspecto, con la única diferencia del color que complementa a su aspecto metálico: Ellos de azul, y el gran jefe de rojo.

El Capitán América (Chris Evans) como Iron Man (Robert Downey Jr.) visten versiones modernas de sus trajes, eso sí, aún sin las máscaras. El traje de Rogers, de hecho, se parece a la versión que llevó en El soldado de invierno, aunque con mucha más presencia del color rojo.

En el resto de imágenes, podemos ver también el aspecto de Thor (Chris Hemsworth), prácticamente el mismo que en Thor: El mundo oscuro, pero sin las mangas del traje.

Ojo de Halcón (Jeremy Renner) y la Viuda Negra (Scarlett Johansson) vuelven al cuero, con pocas variaciones más allá de una larga chaqueta del arquero.

Respecto a las novedades, en dos ocasiones vemos a Wanda/Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen), con vestido y chaqueta roja, junto a su hermano Pietro/Mercurio (Aaron Taylor-Johnson), que une el tono blanco de su pelo a una psicodélica camisa, entre el color azul y el gris.

La presencia de Nick Fury (Samuel L. Jackson) queda confirmada con un traje suyo en una de las fotografías, así como un cameo de Máquina de Guerra (Don Cheadle), el gran amigo de Tony Stark.

Joss Whedon dirige y escribe la secuela que llegará al los cines en mayo de 2015 y que pondrá punto y final a la Fase 2 de Marvel, la cual incluye la próxima Guardianes de la galaxia el 14 de agosto de 2014. La fase 3 se iniciará con el estreno de Ant-Man en julio de 2015.








DANIEL G. APARICIO

  • Goya Toledo protagoniza junto a María León la película ‘Marsella’, que narra la lucha de dos mujeres por conseguir la custodia de una niña de 10 años.
  • La cinta se estrenará el viernes 18 de julio.
  • La actriz, originaria de Lanzarote, ha manifestado su oposición al proyecto de Repsol para realizar prospecciones petrolíferas en las Islas Canarias.

Goya Toledo

Goya Toledo ha vuelto al cine para interpretar a Virginia, una mujer que, tras años cuidando a la pequeña Claire en acogida, ve como la madre biológica de la niña, a la que da vida María León, recupera la custodia. En ese momento comienza una dura pugna entre ellas, una lucha por un derecho que ambas consideran que les pertenece y que se desarrolla durante un viaje compartido a Francia.

Esto es lo que cuenta Marsella (18 de julio), la última incursión en la gran pantalla de la actriz canaria, de casi 45 años, quien asegura que no pudo negarse a realizar este proyecto ya que la directora, Belén Macías, quería que fuese ella quien hiciese el papel. Acomodada en una butaca de una conocida sala de cine de Madrid, siempre amable, sonriente y ataviada con una camiseta en contra de las prospecciones petrolíferas en Canarias, Goya Toledo responde para 20minutos a siversas cuestiones sobre su vida personal y profesional.

¿Cómo llega Goya Toledo a Marsella?
Pues fue muy directo. Belén Macías me llamó y me dijo “tengo este guion, quiero que Virginia lo hagas tú y que Sara lo haga María León, y me gustaría teneros a las dos para hacer una lectura”. Lo tenía clarísimo desde el principio.

Tanto Virginia como Sara se enfrentan a una situación muy complicada, ¿usted ha logrado empatizar con ambas?
Sí, yo entendía las dos posturas pero obviamente teníamos que separarnos y no entender al personaje de María León al principio. Hay personas que empatizan antes con el papel de María, ya que piensan que al fin y al cabo es la madre biológica y es con quien tiene que estar la niña. Pero la madre de acogida también es su madre y le está dando lo mejor a su hija, todo lo que tiene.

¿Son posturas irreconciliables?
No, pero sí complicadas. Lo que le pasa a Virginia es que tiene mucho miedo a que esa niña no esté en buenas manos. No es sólo que le den mejor o peor educación sino que ya es una cuestión de salud. Ella piensa: “me da igual que esta mujer la haya tenido en la tripa, a esta niña hay que salvarla sí o sí.

Además del conflicto, la película tiene un tono de road movie
Para mí ha sido más viaje emocional que de carretera, así que la parte estrictamente de carretera se ha quedado como algo secundario. Ha sido un viaje muy duro e intenso para todos.

¿Cómo es María León en el trabajo?
Maravillosa. María es un amor, es súper talentosa, es buena compañera, es linda… No te puedo decir nada de ella que no sea noticia.

La otra gran protagonista es Noa Fontanals. ¿Cómo es trabajar con niños?
Noa, con la edad que tiene, es una niña con una inteligencia emocional bestial. Ella sabía estar en todo momento donde tenía que estar, sabía cómo comportarse como hija con María, como hija conmigo… Es increíble esa niña. Al final acabamos todos aplaudiéndola. También trabajé con un niño en Maktub y también tuve mucha suerte.

¿Existen limitaciones de horario a la hora de trabajar con los pequeños?
Sí, sí las hay y hay que respetarlas, pero si fuese por los niños no se cumplirían.

Tras la experiencia, ¿no le ha entrado el gusanillo de ser madre?
Sí, siempre lo he tenido. Llegará algún día, espero. Animada estoy, pero mucho además.

¿Qué cree que haría por defender a una hija?
Ahí no tendría límites. Si veo que hacen daño a un ser querido me convierto en una leona. No hay quien me pare.

Además de cine, usted también ha hecho tele, ¿no lo echa de menos?
Sí. Hice una serie maravillosa con Globomedia, Los hombres de Paco. Para mí aquella fue una época increíble. Tenía unos compañeros estupendos, todo era muy fácil… Ojalá algún día salga algún proyecto chulo como ese.

Si ahora se fuera de vacaciones, ¿eligiría Lanzarote —su tierra— o Marsella?
Lanzarote siempre, Lanzarote en el corazón, aunque ya la conozca al dedillo.

Las islas Canarias se enfrentan ahora a una situación delicada sobre la que usted se ha manifestado de forma decidida.
(Señalando su camiseta en contra de las prospecciones petrolíferas en Canarias) Mi postura es clarísima. Yo creo que los paraísos no se tocan. Lo que la naturaleza ha creado que no lo destruya el hombre. Las islas Canarias son maravillosas, ¿cómo vas a hacer ahí perforaciones petroleras? ¿Qué pasa si hay un accidente? Las consecuencias serían terribles y en ese momento ya no se podría hacer nada.

Además, es mi isla, es mi tierra. Hemos tenido gente maravillosa que ha hecho de la isla lo que es, como César Manrique, hemos invertido en energía sostenible… No puedes tirar todo eso por la borda.

Ha decidido luchar activamente contra las prospecciones.
Es que hay cosas que son de sentido común. ¿Cómo se les ocurre meter plataformas petrolíferas en una isla que vive del turismo? Yo quiero hacer ahora todo lo que esté en mi mano para que no se haga, no quiero compadecerme luego.

Otro asunto polémico que está afectando mucho a su profesión es la subida del IVA cultural, ¿usted lo ha notado?
Claro que lo he notado. Pero lo he notado en todas partes. Cuando la mala situación le afecta a uno, le afecta a todos. Pensar que es algo sólo te incumbe a ti es un error. Esto es una cadena. Por ejemplo, si yo no gano, no cojo un taxi, si el taxista tiene menos clientes gastará menos en ocio, etcétera.

Si ya han atacado a la sanidad y a la educación, que son las dos cosas más básicas que tenemos, ¿qué se puede esperar? Me molesta mucho que digan que estábamos mal acostumbrados. ¿Qué quieren decir?, ¿que nosotros no tenemos derecho a estar bien? Teníamos lo que necesitábamos, un techo, una casa. Si hubo algunos que se pasaron de la raya, eso es otra historia.

Hay mucha indignación en la sociedad. ¿Le parece que, tal y como se dice ahora en los medios, el descontento social nos está llevando hacia el final del bipartidismo?
Ojalá. A mí no me gusta meterme en temas políticos porque puedo meter la pata. No tengo toda la información y desde la impotencia se pueden decir muchas barbaridades. Si hablo, prefiero hacerlo desde el conocimiento, pero lo que sí creo es que necesitamos un cambio, conseguir cubrir las necesidades básicas de la gente.